¡AQUÍ LLEGA DOOMFIST!

                                     Sólo evolucionamos a través del conflicto

Si hasta ahora creíais haber estado peleando en una guerra casi ganada es porque no había llegado uno de los detonantes más potenciales de la misma.

             Y es que el luchador y miembro del consejo de Talon, Doomfist, regresa a continuar con aquello que por fin comenzaba a dar sus frutos y lo hace bastante cabreado con Tracer, Genji y Winston en especial por haberle encerrado.

            Para sorpresa de muchos, este luchador se une al grupo de atacantes y no al de defensa, pero no por ello se le debe subestimar pues esa musculatura no da indicios de que sea sencillo de quitar de en medio.

            Las habilidades de Doomfist dejan en claro el amplio conocimiento de este estratega y su capacidad para aprovechar el entorno, pues muros y habilidades aliadas, son importantes a tener en cuenta a la hora de la pelea.

            Como luchador que es, es perfecto para abrir brechas en las composiciones de las líneas enemigas, sobre todo si estas son de mantenerse muy juntas pues con la carga que es capaz de tomar, ni los escudos lo detienen. Jugando contra él más te vale tener las vías de escape bien estudiadas pues, si te engancha, difícilmente tus piernas serán más rápidas que la sucesión de contundentes golpes que pueden hacerte incluso saltar por el aire y, con cada golpe, ¡escudo! La duración y resistencia del mismo es de forma temporal pero ten en cuenta que, cuanto más pega, más se protege.  Pero no sólo se limita a combatir cuerpo a cuerpo, por si creías que podías escapar a distancia, lamento informarte que de sus nudillos, (sí, has leído bien), salen disparos de cañones de escopeta.

            Oh, y algo más a tener en cuenta antes de salir de la base sin paraguas. Además de las probabilidades de que llueva “Justicia desde el cielo” ahora considera también que, lo que te puede caer, es un “Meteroito” que te apartará del lugar donde te encuentres y te dejará aturdido si es que no mueres en el proceso.

             Parece estar muy roto, (que lo está), pero es que es justo lo que hacía falta para romper con las malas costumbres que se han formado de crear barreras impenetrables combinando escudos de varios héroes. A como yo lo veo, es la “wrecking ball” que va a romper con las tácticas de juego tal y como las conocemos. El que su defensa dependa de si golpea o no, lo hace un oponente aún más interesante puesto que nos obligará a mantenerlo a raya entre todos, haciendo de él alguien a quien no podemos ignorar o dejar de último en las peleas.  Por otra parte hay que tener en cuenta las combinaciones tan fulminantes que se pueden dar. ¿Se imaginan una ultimate de Zarya coordinada con el Meteoro de este luchador? Mejor no dar ideas y dejar las pesadillas para la noche.

            Por ahora, solo podemos esperar su llegada probando sus habilidades en el Reino Público de Pruebas y concienciarnos de lo que se nos viene encima.

 Overwatch se habrá desarticulado pero el pasado nunca olvida y ahora, ha regresado.

¿Y tú, de qué lado estás?

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *